Posts etiquetados ‘hincha pelotas’

¿Qué me pongo?…¡Ponéte en su lugar!

1 julio, 2010

Nunca digo “¿Qué me pongo?” y menos a alguien del otro sexo. Es una pregunta (entre tantas) que indica que una mujer es miembro del lamentablemente popularísimo club de mujeres boludas e hincha pelotas, club del cual hago máximos esfuerzos para no pertenecer.

Tengo claro que hay preguntas, frases y comportamientos que generan en el sexo masculino la reflexión de si valemos la pena el esfuerzo. Hay una raza de mujeres boludas que lo único que parecen pensar es en verse lindas, ir de shopping y hablar por horas con sus amigas de las cosas más triviales.

Demos gracias que poseemos partes corporales que para el hombre son equivalentes a la cocaína. Escuché muchas veces la frase “una novia sin tetas más que novia es un amigo”, y aunque no creo en su validez (todavía hay hombres de verdad.), lo que se adivina detrás de este dicho es que sin la interacción sexual, el interés de muchos hombres en nosotras cambia considerablemente.

Toda mujer sabe que sus atributos sexuales son un arma, y en algunos casos una herramienta de negociación. A muchas de nosotras nos gusta negarlo, pero si estás en una entrevista laboral y esperando al lado tuyo hay un hembrón de esos que raja la tierra, te maldecís por tu mala suerte y rogas al cielo que si la entrevista la hace un hombre, tenga una mujer que lo satisfaga.

Hay mujeres bendecidas por la genética que van por la vida ejerciendo un tipo de atracción que sólo puede compararse a la de un agujero negro (en el sentido cósmico, eh!), mujeres que saben de su belleza y la usan para su beneficio. La belleza extrema es un arma de doble filo, ya que la posibilidad de encontrar un hombre que pueda pensar por arriba de sus instintos decrece significativamente.

Escucho con asombro a amigas y conocidas que pueden hablar por teléfono por horas y tomo nota mental de las cosas realmente importantes que se han dicho en la conversación. Generalmente mi lista termina vacía.Vacía! Imagino lo que piensan los hombres de las mujeres en este caso, y tienen razón.

Una conversación telefónica entre hombres es resumida, directa al grano, se habla lo estrictamente necesario, se intercambia la información importante y dura generalmente entre uno y dos minutos. Es muy raro que los hombres hablen boludeces por telefono o que se llamen sin una razón específica. Si tu novio o marido habla por teléfono durante horas, o es un poquito gay, o vos sos un poquito cornuda. Cualquiera sea la razón, dá para pensar.

Ante mi pregunta sobre los clichés de las mujeres hincha pelotas y la importancia de los temas tratados en charlas telefónicas maratónicas, un amigo me dijo la otra vez: “No me quejo, el tiempo que ella pasa hablando boludeces por teléfono con amigas es tiempo en el que no me rompe las bolas a mí, así que puede hablar todo lo que quiera, si la llaman durante un partido de fútbol, agradezco mi suerte”. Tiene razón. El hombre sabe el nivel de boludez de su mujer, prefiere que las conversaciones boludas las tenga con sus amigas, y piensa: “Sacáte las ganas y no me jodas a mí”. A eso hemos llegado.

Nunca pido a un novio que me acompañe al shopping. Basta con ver a los valientes (o dominados) que lo hacen para darse cuenta de que o están en el comienzo de una relación, o son unos boludos importantes (y se lo merecen) o se mandaron alguna cagada.

Pero volvamos a la pregunta que titula esta nota. Iba a intentar hacer una lista de las boludeces que decimos y contestarlas de acuerdo a mi modo de pensar, se que faltan muchas (agreguen las que quieran en los comentarios), pero me acaba de llamar una amiga y no tengo tiempo de terminar este post.

Pregunta: ¿Qué me pongo?
Pensamiento masculino: Un tiro en la boca.
Reflexión: No hay hombre heterosexual en la tierra al que le interese demasiado que te ponés, están pensando en cuánto falta para que te lo saques, y además…¿vos viste cómo se visten la mayoría de los hombres?

Pregunta: ¿Este vestido me hace gorda?
Pensamiento masculino: No, lo que comés te hace gorda.
Reflexión: Esta pregunta es incontestable! Las dos posibilidades: Herime o mentime.

Pregunta: ¿A vos te atraen otras chicas?
Pensamiento masculino: Pero mirá que sos boluda, eh!.
Reflexión: ¿A vos te atraen los hombres?

Frase: No tengo qué ponerme.
Pensamiento masculino: Te la pasás comprando ropa, yo te tengo que decir que ponerte? Que soy, Gino Bogani!? Que boluda que sos!
Reflexión: Los hombres piensan dos cosas: Primero, que gastamos guita al pedo porque siempre estamos comprando ropa y nunca tenemos que ponernos. Segundo, que somos más boludas que las palomas, porque siempre compramos la cosa equivocada.

Pregunta: ¿Vos me querés?
Respuesta: Claro, tontita!.
Pensamiento masculino:
Ufff…que hincha pelotas, insegura de mierda, me tenés podrido.
Reflexión: Si tenés que hacer esta pregunta, sos aspirante a presidenta del club.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 57 seguidores